Fortalezca su matrimonio

Consejos para Fortalecer su matrimonio

De cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.” Genesis 22:17

El amor es como una planta: necesita agua (afecto, consideración, respeto, confianza, etc.), necesita abono (detalles, intimidad, ilusión, alegría, etc.), y necesita poda (rectificación de defectos, erradicación de los malos hábitos, etc.); de lo contrario, se seca.

En otras palabras, una relación conyugal madura no será posible si no la cuidamos en el día a día, si no la nutrimos con vitaminas (emociones positivas), y si no la defendemos de todo aquello que pueda envenenarla o contaminarla (emociones tóxicas).

20 cosas que EVITAR:

-1. No decirle nunca al otro que se le quiere: se da por hecho que ya lo sabe.

-2. Guardar rencor hacia los errores del otro y no querer perdonarle.

-3.  Fijarse sólo en los defectos del otro, y no en sus virtudes.

-4.  Acostumbrarse a la compañía del otro: que parezca algo normal, algo que merecemos.

-5.  Jugar con su amor, considerando que hay cosas más importantes: salidas frecuentes a solas, intimar con otras personas.

-6.  Mecanizar la relación de amor, no poner esmero en los detalles.

-7.  No reírse nunca en casa, reservando la alegría para fuera de ella.

-8.  No decirle nunca al otro lo bien que hace algo, no se lo vaya a creer.

-9.  Ignorar al otro.

-10. Rechazar tener hijos porque sólo dan problemas.

-11. Juzgar las intenciones del otro. Interpretar sus gestos y sus palabras: “Ya sé por qué dices esto o aquello… En el fondo, tú siempre…”.

-12. Hacer de padre o de madre para el otro. Practicar las técnicas parentales con el cónyuge: “haz esto, no hagas aquello, saluda, sonríe, come bien,…”.

-13. Utilizar la ironía, el sarcasmo, el grito, la ridiculización, la descalificación o el desdén al dirigirse al otro.

-14. Dudar, desconfiar, pensar siempre mal, adelantarse a los acontecimientos en negativo, etc.

-15. No querer al otro como es, sino como nos gustaría que fuese.

-16. Ser pasivo, esperar a que el otro tome siempre la iniciativa.

-17. Ser conformista (inmovilista). Creer que “si estamos bien”, mejor no hacer cambios que “compliquen la vida”.

-18. Instrumentalizar al otro.

-19. Poner barreras al diálogo: cerrar habitual y prolongadamente la comunicación.

-20. Ser infiel al proyecto en común, pero no entendido exclusivamente como las relaciones sentimentales y/o sexuales con otra persona, sino en su totalidad.
20 cosas que HACER:

– 1. Decirle todos los días que se le quiere: le gusta escucharlo, aunque ya lo sepa.

– 2. Aprender a perdonar y a olvidar los errores.

– 3. Fijarse en sus virtudes. Pensar que uno mismo también tiene defectos.

– 4. Agradecer cada día la posibilidad de tenerlo cerca: no darlo por hecho.

– 5. Proteger lo más importante que uno tiene: el amor del otro. No arriesgarlo y cuidarlo con todas las fuerzas.

– 6. Disfrutar mutuamente con cada detalle, y esforzarse por tener nuevos detalles de amor cada día.

– 7. Contagiar alegría. Prescindir de lo negativo y buscar lo positivo que las personas y las cosas encierran, ser optimistas, tener buen humor y saber reír.

– 8. Admirar y respetar al otro. Cuando uno ama a otro, es importante decirle lo que nos gusta y valoramos de él, siempre desde una posición de sinceridad y honestidad, y nunca para manipularlo o conseguir algo que deseamos.

– 9. Escucharlo. ¡Sentirse escuchado es muy gratificante!

– 10. Ser leal y permanecer fiel al compromiso adquirido, trabajar día a día para reavivar ese proyecto común, intentar que esa ilusión inicial, ese amor, crezca; o, al menos, se mantenga, y la vida resulte gratificante para ambos.

– 11. Permanecer abierto a la vida, cuidar de los hijos: el trabajo y la diversión no son lo primero.

– 12. No juzgar. No hay nada más temerario que hacer juicios temerarios.

– 13. Respetar al otro: es una persona adulta y responsable. No necesita que nadie le diga qué hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo.

– 14. Quererlo tal como es.

– 15. Respetar las formas: éstas cuentan, y mucho. La familiaridad no debe convertirse en ordinariez, insensibilidad, falta de respeto o grosería.

– 16. Confiar es básico. La relación conyugal debe estar siempre presidida por una confianza básica, es decir: tener la seguridad de poder confiar en el cónyuge, y de que siempre lo encontraremos a nuestro lado.

– 17. Tomar la iniciativa, ser creativos. Cada cónyuge ha de asumir la plena responsabilidad de mejorar la relación. El matrimonio no es cosa de uno, es cosa de dos.

– 18. Aceptar los cambios, comprender que la relación es dinámica, que tanto uno como otro cónyuge cambian con el tiempo, y que los dos se tienen que ajustar a esos cambios.

– 19. Apoyarlo, respetar su libertad y procurar su pleno desarrollo personal.

– 20. Dialogar. El silencio y la incomunicación son los mayores enemigos.

En el Ministerio Fundamento para la Familia apoyamos a las familias y nuestro tareas en formar comunidades de fe con matrimonios fuertes y familias saludables.

Dr. Héctor Salinas Ayala
Director Fundamento para la Familia
hectorsali@yahoo.es 



Una Respuesta a “Fortalezca su matrimonio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *