Proceso-IS

El programa de plantación y revitalización de iglesias requiere una visión clara, inspiradora y apasionante, reflejada en sus acciones.

La multiplicación deber ser un acto natural en el proceso de crecimiento de la Iglesia ya que refleja madurez. Este proceso implica un llamado para hacer discípulos del que nadie está exento. Es el resultado de obedecer el llamado de la Gran Comisión hecha por el Señor Jesús.


«Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo» Mateo 28:19

Las organizaciones y líderes que buscan patrocinar programas exitosos de plantación y revitalización de iglesias necesitan desarrollar una visión apasionante que se refleje en sus acciones. Nuestra experiencia con miles de plantadores en entrenamiento y asesoría a varias denominaciones y organizaciones en diferentes partes del mundo, nos indica que aquellos que tienen visión y cuyo liderazgo es compartido, tienen más probabilidades de prosperar.

Por el contrario, cuando sólo se habla de plantación y revitalización de iglesias y no se realiza nada en concreto, los esfuerzos dan como resultado frustración y el proceso se tambalea. Una visión clara e inspiradora, liderada por el Espíritu Santo, ayudará a la denominación o iglesia local a florecer en el establecimiento de nuevas comunidades de fe.

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *